Normativa en materia de equipaje de mano en vuelos de Lufthansa

A continuación le informamos sobre cuántas piezas de equipaje de mano puede llevar en su respectiva clase de servicio, qué objetos deben transportarse obligatoriamente en el equipaje de mano y cómo almacenar su equipaje de mano en la cabina de forma que ocupe el menor espacio posible.

Mayor comodidad, menos equipaje de mano.

Para evitar contratiempos durante el proceso de embarque, disponer de más espacio de almacenamiento a bordo y poder despegar puntualmente, es necesario que su equipaje de mano cumpla los requisitos establecidos. Por ello comprobamos, en el aeropuerto de origen, la cantidad, las dimensiones y el peso de su equipaje de mano.

Por favor, tenga en cuenta que Lufthansa verifica el cumplimiento de las normas aplicables al equipaje de mano en el momento del embarque. Todo el equipaje que supere las dimensiones o el peso admitidos se retendrá en la puerta de embarque y se consignará, sujeto al recargo correspondiente, para su transporte en la bodega de carga. En estos casos, el recargo aplicable es considerablemente más elevado que en el vestíbulo de Check-in, y únicamente puede abonarse con tarjeta de crédito.

En vuelos muy frecuentados, es posible incluso que pueda verse obligado a consignar en la puerta de embarque, antes de subir al avión, alguna pieza de equipaje de mano que sí se ajusta a la normativa.

En ambos casos le rogamos que extraiga del mismo los objetos de valor y medicamentos para llevarlos en el interior de la cabina. En el equipaje consignado tampoco pueden transportarse teléfonos móviles, tablets, cargadores ni cigarrillos electrónicos que contengan baterías o pilas.