El tiempo acompaña y todo está listo para una reunión o para sus vacaciones - no obstante, usted se siente decaído y cansado. “Jetlag” es el nombre de este fenómeno ampliamente extendido, que afecta a muchos viajeros intercontinentales durante los primeros días de su estancia en el destino. Y es que, aunque allí ya sea mediodía, el cuerpo sigue sintiéndose aún en casa, donde todavía es de noche o primera hora de la mañana.

 
top

Causas

Las personas estamos acostumbradas a un ciclo de 24 horas. Mientras dormimos se reduce la frecuencia cardíaca y de respiración, la presión arterial desciende, los músculos se relajan y nuestra capacidad mental y psicomotriz disminuye de forma considerable.

El cambio rápido de lugar y de zona horaria provoca un trastorno en el ciclo diario de una persona. No sólo se alteran los ciclos del sueño y la vigilia, sino también el desarrollo de numerosas funciones físicas, supeditadas a ciclos de 24 horas.

 
top

Síntomas

Los síntomas más comunes son el cansancio y una capacidad de reacción reducida, unidas a una pérdida de memoria y una disminución de la capacidad de concentración. La interrupción del sueño puede producir, además, agotamiento, dolor de cabeza y malestar.
Asimismo, los síntomas del jetlag suelen ser más intensos en vuelos hacia el este que en vuelos hacia el oeste. Esto se debe a que, en estos últimos, el “reloj interno” humano queda expuesto a un ciclo superior a 24 horas. Si se viaja del este hacia el oeste (p. ej. de España a los EE.UU.), el día se alarga, lo que no supone ningún trastorno grave del ciclo biológico. El cuerpo humano tarda un 20% menos en adaptarse al nuevo horario que en un viaje hacia el oeste (p. ej. de España a Tailandia), en el que, en cambio, “pierde” varias horas.

 
top

Consejos generales para combatir el jetlag

Durante el vuelo

html_list
  • Cambie la hora de su reloj al embarcar y ponga la del lugar de destino, con el fin de ir asimilando mentalmente el nuevo ciclo horario durante el viaje
 

A su llegada

html_list
  • Intente adaptarse al nuevo ciclo horario: acomódese al horario de comidas de su destino y no se acueste hasta que se haya puesto el sol
  • La primera noche después de su llegada, intente dormir las horas suficientes
  • En la medida de lo posible, evite realizar esfuerzos durante los dos primeros días, para dar a su cuerpo el tiempo necesario para adaptarse al nuevo ciclo horario
  • Procure evitar la ingestión de somníferos y de melatonina, que pueden ocasionar trastornos adicionales en su organismo
  • Pase el mayor tiempo posible al aire libre - la luz diurna contribuye a acelerar el proceso de adaptación de su cuerpo al nuevo entorno
  • Si se trata de un viaje corto, intente mantener el ciclo día/noche de su país de residencia. De este modo, evitará un “doble“ jetlag
  • Si es posible, tómese uno o dos días libres a su regreso para quedarse en casa, lo que le permitirá adaptarse tranquilamente de nuevo al ciclo horario de su propio país
 
top

Vuelos hacia el oeste

Antes del viaje

html_list
  • Intente adaptarse al nuevo ciclo horario unos días antes del viaje, acostándose una o dos horas más tarde
  • Escoja un vuelo con llegada a mediodía, para poder aprovechar las horas con más luz del día
  • Si tiene alguna cita o reunión importante en su destino, intente planificarla para la hora del día en la que se encuentre más despejado. En un viaje hacia el oeste, es recomendable elegir la mañana

 

Durante el vuelo

html_list
  • Intente permanecer despierto durante el vuelo
  • Muévase y consuma muchas bebidas sin alcohol para combatir el sueño
  • Consuma alimentos ricos en proteínas (queso, pescado, carne, huevos, lácteos), que le ayudarán a mantenerse despierto más tiempo
 

A su llegada

html_list
  • No se deje vencer por el sueño y no se vaya a la cama hasta que el sol se haya puesto en su país de destino
  • Pase el mayor tiempo posible a la luz diurna. La luz inhibe la producción de la hormona melatonina, que causa sueño y predispone al organismo a dormir
 
top

Vuelos hacia el este

Antes del viaje

html_list
  • Intente adaptarse al nuevo ciclo horario unos días antes del viaje, acostándose y levantándose una o dos horas antesauf
  • Si tiene alguna cita o reunión importante en su destino, intente planificarla para la hora del día en la que se encuentre más despejado. En un viaje hacia el este, es recomendable elegir la tarde
 

Durante el vuelo

html_list
  • Procure dormir durante el vuelo
  • Consuma alimentos ricos en carbohidratos (p. ej. fruta, patatas, pasta, arroz, yogur, zumos), que estimulan su necesidad natural de sueño
  • Los tés de frutas también contribuyen a conciliar el sueño
  • Pruebe con ejercicios de relajación en lugar de recurrir a los somníferos
  • Evite el consumo de alcohol como “somnífero”, puesto que su efecto es más potente a bordo que en tierra, acelera el proceso de deshidratación del organismo y prolonga el tiempo que éste necesita para adaptarse a la nueva zona horaria

Star Alliance